50 años

1959 / Nace Interieur Forma

Martin Eisler, Arnold Hakel y Susi Aczel se asociaron en 1959 dando inicio a Interieur Forma. Los unía una filosofía de diseño y su amplia experiencia en interiorismo.

 

Casi veinte años después, a mediados de los setentas, sus hijos, los arquitectos Alberto Eisler, Gabriel Hakel y Alejandra Aczel se suman a la empresa y desde entonces la dirigen con el mismo interés por el diseño y la atención especial a cada cliente.

.

En busca del diseño extraordinario

Establecidos en la calle Paraguay 545, de la ciudad de Buenos Aires, Eisler, Hakel y Aczel diseñaban ellos mismos muebles y otros objetos exclusivamente para residencias, las que también decoraban y remodelaban.

 

En 1961 Interieur Forma firma una licencia con Knoll International, compañía norteamericana, de tradición europea, que ya representaba la sofisticación de la vanguardia en el resto del planeta. Ellos creían que los diseñadores debían ser acreditados por su nombre y recibir el pago de regalías por sus diseños. Mies van der Rohe, Eero Saarinen, Franco Albini, Harry Bertoia e Isamu Noguchi, entre otros, desarrollan una colección de muebles para Knoll que hoy son considerados un clásico.

 

Interieur Forma fue la primera empresa del rubro en Argentina en trabajar con una licencia y en ofrecer productos para oficinas con diseño contemporáneo. Los primeros desarrollos de importancia fueron solicitados por Ford Motors Argentina, Goodyear, Financiera del Banco de Londres y Gas del Estado.

 

En 1964 se abre un nuevo local. Se incorpora también la licencia Cassina, de origen italiano, dedicada al desarrollo de muebles para la casa, que incluía diseños originales de Le Corbusier, Scarpa, Magistretti y Bellini, entre otros.

.

El hombre y su espacio de trabajo

En 1972 Knoll inaugura por primera vez una muestra integrada por objetos de diseño en el emblemático Museo del Louvre. Mientras esto sucedía, en Buenos Aires se realiza una muestra en el Museo Nacional de Arte Decorativo replicando en Argentina la experiencia de París. La exposición tuvo gran repercusión instalando la idea de que la unidad entre el diseño contemporáneo y los entornos de estilo era posible, siempre que la calidad del mobiliario fuera de altísimo nivel.

 

Interieur Forma inicia su licencia con la firma de origen suizo Syma System, inaugurando una nueva línea de negocios que resultaría estratégica: los sistemas de tabiquería divisoria, posteriormente renovados con las líneas de tabiques Interwall y Fastwall.

 

En 1976 William Stephens crea un sistema de puestos de trabajo que será desarrollado por Knoll en los Estados Unidos. La novedad del Sistema Stephens eran los escritorios sin patas y con laterales de madera, con la posibilidad de cambiar su layout y ser transportados de un lugar a otro por medio de unos dollys especiales. Esta característica permitía reubicar las plantas, ya que el sistema era 100% reutilizable. Al sistema Stephens le siguió el Sistema Zapf, creado por el legendario Otto Zapf, que permitía construir sistemas de escritorios y puestos de trabajo, brindando calidez y sofisticación a la oficina.

 

Para el año 1979, Knoll encomienda a Niels Diffrient crear una serie de sillas para oficinas ejecutivas que marcarán el comienzo de una examinación exhaustiva sobre los comportamientos del hombre al sentarse.

.

La revolución tecnológica

Para el año 1980, las industrias de servicios se vuelven indispensables en el desarrollo de la economía argentina. Las oficinas se tornan protagonistas del mercado y la cultura y la identidad corporativa toman fuerza entre empleados y empleadores, debiendo revisarse cada uno de los elementos que las componen.

 

Knoll responde con componentes que buscan generar una mayor integración entre las personas y las máquinas, enfocando el diseño hacia una mejora en la calidad de vida de aquellos que trabajan en las nuevas oficinas computarizadas.

 

En 1982, Interieur Forma festeja su 20 aniversario en el local de la calle Paraguay. Los invitados al cocktail y los peatones que circulaban ante la vidriera se sorprendieron frente a una Venus de Queso, creada a partir 70 kilos de Bavaria, cuidadosamente cortados en trocitos. Creada por Marta Minujin, la escultura representaba la osadía de Interieur Forma, su sentido del humor y, especialmente, la modernidad de sus diseños: arte y catering se fundían en una misma forma, la cual era alegremente consumida por artistas plásticos, profesionales, clientes y amigos.

 

Promediando los años 80, la ubicación de la computadora en el espacio de trabajo había creado nuevos tipos de tareas que requerían cambios en las plantas de oficinas. Se pasaba de la privacidad a los espacios abiertos, y viceversa.

 

También se trataba de una época en la que las fusiones y adquisiciones de empresas eran moneda corriente, lo que generaba que empleados de todos los niveles se movieran entre compañías con una frecuencia sin precedentes. En 1987, Knoll International celebra su 50° aniversario en el Metropolitan Museum de New York.

.

Ergonomía y flexibilidad

A principios de los años 90, se incorpora una gran variedad de mesas diseñadas por Pascal Mourgue y Ettore Sottsass sorprende con sus diseños de formas luminosas y colores vibrantes.

 

Durante septiembre de 1991, Interieur Forma presenta en el Palais de Glace la exposición “30 años de Knoll en Argentina”. Concebida como un verdadero catálogo vivo del diseño de muebles e interiorismo, la muestra invitaba a realizar un recorrido a través de la historia del diseño de Knoll. Además de representar un hecho cultural pleno de significados, la presentación de Interieur Forma en el Palais de Glace, nuevamente acercaba a las propuestas de diseño de Knoll a la categoría de obras maestras.

 

En 1993 se remodela completamente la planta de Interieur Forma en San Fernando, y para 1998 la superficie cubierta de llegará a superar los 10.000 m2, concentrándose allí todas las actividades operativas de la empresa.

 

Interieur Forma decide dar un paso grande en términos comerciales y comienza a instalar un showroom propio en el flamante Puerto Madero. Para la inauguración, en diciembre de 1994, viaja a Buenos Aires la plana mayor de Knoll International, incluido Andrew Morrison, cuyo sistema se presenta por primera vez en Buenos Aires. Durante el evento se realiza el relanzamiento del Sistema Morrison.

 

En 1997 se realizan en Puerto Madero, dos nuevas presentaciones: la silla FLU-X del arquitecto Emilio Ambasz y la mesa Propeller de la arquitecta Emanuela Frattini Magnusson. Ambos participan del evento.

 

Hacia fines de la década, Interieur Forma inicia la representación en Argentina de Arflex (Italia) para complementar su oferta comercial.

.

Sustentabilidad y movimiento

El año 2000 supone el inicio de una nueva etapa en lo que respecta al mobiliario para oficinas. La constante reconfiguración que acompaña a los cambios organizacionales junto al incesante desarrollo tecnológico, exigen soluciones en equipamiento, flexibles y responsables.

 

Las nuevas exigencias empresariales impulsan a Interieur Forma a iniciar en 2000 la certificación sobre su sistema de gestión, con el objetivo de consolidar la calidad de productos que ofrece a sus clientes. En el año 2001, Interieur Forma obtiene la Certificación ISO 9001 expedida por la firma BVQI, siendo la primera empresa en la categoría de amoblamiento para empresas y oficinas en alcanzar dicho certificado.

 

En ese año Interieur Forma lanza al mercado un nuevo sistema de puestos de trabajo, Datawall, sostenido básicamente por paneles de mayor espesor, que permite el pasaje de cables y variadas terminaciones.

 

Interieur Forma inicia la representación en Argentina de Kusch + Co. (Alemania) y presenta el desarrollo de la silla Ona, del diseñador Jorge Pensi.

 

En 2004, Interieur Forma presenta Humanscale, dedicada al diseño de productos comprometidos con la ergonomía.

 

En el año 2005, se presenta la Chadwick Chair, de Knoll, diseñada por Don Chadwick. Es una silla técnicamente de avanzada, con asiento y respaldo en mesh y tres años más tarde, en 2008 Interieur Forma presenta el Sistema AutoStrada, diseñado por Charles Rozier y Robert Reuter. Este último es invitado especialmente para su lanzamiento. AutoStrada es un sistema que elimina los paneles y que refleja una solución arquitectónica. El diseño del Sistema AutoStrada posibilita que las empresas alcancen sus objetivos para certificar la norma LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design). AutoStrada también ha obtenido la certificación GREENGUARD® (Indoor Air Quality Certified®) y ha sido confeccionado con materiales certificados por el FSC (Forest Stewardship Council). El surgimiento de conceptos como Responsabilidad Social Empresarial, respalda la alineación de Interieur Forma con las últimas certificaciones.

 

El año 2009 finaliza con el lanzamiento exclusivo de la silla Generation de Knoll, diseñada para ofrecer un nuevo standard de confort y movimientos ilimitados, de acuerdo a los estilos de trabajo de las oficinas del futuro.

.

50 años celebrando la cultura del diseño

Como una retrospectiva cultural sobre la obra realizada durante cinco décadas y con una visión sobre la vanguardia a partir de las nuevas tecnologías, Interieur Forma celebra 50 años de diseño a través del relato de su historia, su presente y su idea hacia el futuro.

 

Interieur Forma es hoy una compañía líder en equipamiento para empresas en Argentina, dirigida por arquitectos y constituida por un equipo de profesionales dedicados a ofrecer soluciones personalizadas de mobiliario y equipamiento para obras, empresas corporativas, instituciones y gobiernos.

 

Su elevado nivel de actualización sobre las últimas tendencias de diseño y su amplio expertise y asesoramiento técnico en sistemas de canalización de redes eléctricas y datos, es el resultado de su trayectoria y de la participación en las principales ferias internacionales. Interieur Forma es el referente por excelencia consultado por clientes y estudios de arquitectura al momento de iniciar nuevos proyectos.

 

La calidad de su gestión comercial, una cuidada selección de proveedores, flexibilidad para ajustar el diseño al contexto local y el compromiso por incorporar tecnología en permanente renovación, han sido las claves para seguir innovando a pesar de las fluctuaciones del mercado durante los últimos 50 años.

 

En 2010, en el marco de los festejos por su 50° aniversario, Interieur Forma desarrolla con el diseñador Argentino radicado en New York, Manuel Saez, una línea de sillas y sillones para oficinas, tanto operativa como gerencial, respondiendo a las últimas tendencias de mercado. Un diseño de producción argentina, de alto valor ergonómico y sofisticada tecnología.

.

 

Brochure Interieur Forma 50 años.
Ponemos a su diposición este brochure, con mayor información, imágenes y referencias.